La semana pasada, un informe confirmó que Samsung lanzará una edición limitada del Galaxy Note 3, que contaría con una pantalla flexible. Ahora, otro informe de Corea dice que Samsung está lista para producir pantallas flexibles (OLED) para un teléfono inteligente que empezará a debutar este mes de octubre.

The Korea Herald sugiere que Samsung va a producir paneles flexibles OLED de 5.5 pulgadas, mientras que el actual modelo Note 3 tiene una pantalla de 5.7 pulgadas. ¿Tal vez la edición limitada del Note 3 será ligeramente más pequeña? ¿o tal vez veremos un nuevo teléfono Galaxy? No podemos saber con certeza en este momento.

Según la publicación coreana, que cita fuentes anónimas de la industria, este año, Samsung planea fabricar 1.5 millones de paneles flexibles por mes.

Pantalla-flexible

LG también está listo para producir masivamente pantallas flexibles, pero todo apunta a que actualmente sólo podrá hacer alrededor de 35.000 unidades mensuales. A pesar de ello, la compañía también tiene la intención de lanzar este mes un misterioso smartphone (casi que con toda seguridad va a ser Android) con el nuevo display.

Gracias a la pantalla flexible que utilizará Samsung y los próximos teléfonos LG, se dice que estos serán ligeros e irrompibles.

La primera generación de pantallas flexibles, como las que van a ser fabricadas por los dos gigantes coreanos, no será flexible – por lo menos no después de ser integradas en los teléfonos inteligentes.

Sin embargo, el futuro traerá pantallas OLED flexibles, de acuerdo con EE Times, que habló recientemente con investigadores UCLA. Los investigadores han demostrado dos prototipos de pantallas pequeñas que son flexibles, plegables y extensibles mientras operan, sobreviviendo más de 1.000 ensayos de estiramiento.

Todavía no ha palabra sobre cuándo podemos esperar ver los dispositivos comerciales con pantallas que se puedan estirar, pero es posible que no pase mucho tiempo.

Vía | unwiredview

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here